Se produjo un error en este gadget.

jueves, setiembre 29, 2011

YA VUELA EL 787 DREAMLINER DE LA BOEING

Al aterrizar en la capital japonesa, se selló definitivamente ayer la entrega del primer avión Boeing 787 Dreamliner de la historia. Tras tres años de espera, la aeronave aterrizó ayer en el aeropuerto Haneda de Tokio, acogido por empresarios y emocionados fanáticos de los aviones. El avión estaba pintado con los colores de la compañía All Nippon Airways (ANA), que ayer pasó a ser la primera del mundo en contar con el flamante aparato. El 787 Dreamliner es un avión verde, amigable con el medio ambiente, fabricado con componentes combinados para que sea más ligero que su competidor el Airbus A350 y también para que consuma 20 por ciento menos combustible, según explicó el fabricante de aeronaves.

El avión fue construido además, con ventanas más grandes para otorgar más confort al pasajero. Estas se oscurecen electrónicamente para evitar la molestia de la luz y sus alas están curveadas hacia arriba para darle una mayor eficiencia en el vuelo. A primera vista el nuevo modelo Dreamliner tiene motores Rolls Royce Trend 1000, que logran reducir el peso de la aeronave y permiten ahorros del 20 por ciento en consumo y en emisiones de dióxido de carbono, y del 30 por ciento en mantenimiento. Sus dos pasillos abren paso a tres hileras de butacas que vienen dotadas de las últimas tecnologías con pantallas individuales con mando y ranuras para puertos usb.

Con capacidad para unos 300 pasajeros, el Dreamliner es el primer avión comercial de tamaño medio capaz de cubrir rutas de largo alcance sin escalas. Con una autonomía de hasta 15.200 kilómetros, puede enlazar Tokio y Nueva York sin necesidad de hacer escala. El 50 por ciento de la aeronave es de materiales compuestos, incluido el fuselaje y las alas. Y lo diferencia de anteriores modelos porque utiliza menos sistemas hidráulicos, para reducir peso. La nueva estructura en materiales compuestos (ver infografía) facilita además elevar el grado de humedad y rebajar el efecto altitud. Es decir que la presurización de su cabina a una menor altitud (6.000 pies en vez de 8.000) reduce eventuales dolores de cabeza u otros síntomas que pueda experimentar un pasajero al volar.

El nuevo modelo de Boeing es capaz de reducir en un 60 por ciento la huella acústica y tiene cuatro sistemas de ventilación que crean condiciones de aire más limpio en la cabina, informó el fabricante. Además, para mejorar la seguridad y la eficiencia, la cabina de mandos cuenta con el sistema EFB (Electronic Flight Bag), que permite el uso de manuales de vuelo digitales, lo que reduce el espacio y el gasto de manuales impresos.

Entre sus diferentes versiones, el 787-8 cuesta 150 millones de dólares y el 787-9 tiene un precio superior a los 200 millones de dólares. El primer vuelo comercial del Dreamliner está previsto para el 26 de octubre desde el aeropuerto de Narita, en Tokio (capital de Japón), hasta Hong Kong (China), mientras espera regularizar las rutas de este modelo en noviembre con conexiones locales. El avión incorpora tecnología que permite reducir el impacto que siente el pasajero debido a la turbulencia. La cabina incorpora nuevas técnicas de humidificación de aire, disminuyendo considerablemente la fatiga y sequedad asociadas a los viajes largos. En suma, el pasajero tendrá un viaje más placentero gracias a la tecnología en sus motores que los hacen menos ruidosos tanto por dentro y fuera del avión.


No hay comentarios.:

Entradas populares